Nosotros

El 19 de enero del 2008, Padre Adolfo Nicolás S.J., moderador de la Asistencia Asiática del Este, fue elegido 30 Superior General de la Compañía de Jesús.

Desde que San Ignacio fuera elegido como primer Superior General de la Compañía, en 1540, el Superior General ha sido siempre elegido de por vida, por una “Congregación General” de Jesuitas, representativos de sus provincias alrededor del mundo.

El Superior General, quien reside en Roma en la Curia Jesuita, guía a la orden de acuerdo a las Constituciones, Normas y Directrices de las Congregaciones Generales. Los dos últimos Superiores Generales, Padre Pedro Arrupe (1965-1983) y Padre Peter-Hans Kolvenbach (1983-2008) obtuvieron permiso del Papa para dejar sus cargos como Superiores Generales.

Biografía de Padre Adolfo Nicolás, S.J.

Nacido el 29 de abril de 1936, en Villamuriel de Cerrato (Provincia de Palencia), España, Padre Nicolás entró al noviciado Jesuita en Aranjuez en 1952, en lo que era entonces la provincia de Toledo. Sus estudios de filosofía fueron cursados en Alcalá de Henares, obteniendo su Ph.L. en 1960. Luego se fue a Japón para estudiar idiomas. Estudió teología en Tokio desde 1964 a 1968 y fue ordenado al sacerdocio allí, en 1967. Desde 1968 a 1971 realizó su trabajo doctoral en la Gregoriana y escribió su disertación doctoral, Teología del Progreso.

En 1971 obtuvo el título de profesor de teología sistemática en la Sophia University en Tokio. Desde 1978 a 1984 fue director del Instituto Pastoral de Manila, Filipinas. Formado posterior al Vaticano II, el Instituto ha tenido una gran influencia en la renovación teológica de Asia. Desde 1991 a 1993 fue Rector de la casa de estudiantes Jesuitas en Tokio. En 1993 fue nombrado Provincial de Japón y, en esa capacidad, asistió a la GC34 en 1995, en la cual fue elegido, en la primera votación, Secretario de la Congregación.

Posteriormente a esos años de gobierno, se trasladó a una parroquia pobre de inmigrantes, en Tokio, y vivió allí desde el 2000 al 2003. Su trabajo fue difícil, pero logró ayudar a miles de inmigrantes filipinos y asiáticos, y en el proceso, experimentó de primera mano sus sufrimientos. De esta manera, su amor por los pobres y los oprimidos se convirtió en su ministerio más importante.

En el 2004 fue llamado nuevamente a ejercer el ministerio de gobernanza, siendo nombrado Moderador de la Conferencia Jesuita de Asia Oriental y Oceanía. Esto significa que tenía la responsabilidad de toda la región del sur de Asia, desde Myanmar (Burma) hasta Timor Oriental, incluyendo a la recientemente formada Provincia China. Durante estos años él fue un firme partidario de la presencia Jesuita en Vietnam y en otros países.

Fue miembro del Coetus Previus (comisión preparatoria) de GC35 y el 19 de enero del 2008, fue elegido Superior General de la Compañía de Jesús.

Habla seis idiomas: español, catalán, japonés, inglés, francés e italiano.

Related Items of Interest

The Apostolic Preferences energize the Bishop of Inongo

Discernment and Leadership: A Jesuit contribution to the Church

Proposing silence in an unbridled culture

Ir arriba